Wednesday, May 17, 2017

Achy Lang - de la habana a new york



Achy Lang  -  de la habana a new york

a este album faltan dos canciones
MASA LIMPIA   -   PASO A PASO

De La Habana a Nueva York" es la nueva propuesta musica de Achy Lang, con su proyecto solitario, distinto de lo que fue la esperiencia con el Afrocuba. 10 temas, algunos que ya se dieron a conocer al publico y otros nuevos, que no vemos la hora de escuchar.
Todos los temas son arreglados por Achy Lang, que es tambien el autor de la mayoria de ellos. Los otros autores son Alberto Alberto ("Janna"), Tirso Duarte autor de "Sin ti no soy yo", que cuenta con la partecipacion de Haila Maria Mompié, Angel Bonné es el autor de "Tu necesitas dos" y Pancho Amat de "Masa limpia".
Publicamos, despues de los creditos, tambien la nota discografica añadita al disco, que, segun lo que dijo el mismo Achy, debe salir en meno de dos semanas a la venta en todas las plataformas digitales.



CREDITOS:


AUTORES:
Achy Lang (temas 1-2-6-8-9-10)
Alberto Alberto (tema 3)
Tirso Duarte (tema 4)
Angel Bonne (tema 5)
Pancho Amat (tema 7)


ARREGLOS: Achy Lang


MUSICOS:
Achy Lang (Voz)
Haila Maria Mompié (Voz en el tema 4)
Rolando Luna (Piano en los temas 1, 3, 5, 6, 10)
Achy Lang (Piano en los temas 4, 7, 8, 9)
Víctor Campbell (Piano en el tema 2)
Roberto West Martínez (Bajo en los temas 1, 3, 4, 5, 6, 9)
Randolph Chacón (Bajo en el tema 2)
Achy Lang (Teclados y Percusión Menor)
Eduardo Ramos (Timbal y Percusión Menor en los temas 1, 3, 5, 6, 7, 9, 10)
Keisel Jiménez (Timbal y en los temas 2, 4, 8)
Edgar Martínez (Congas)
Nelson Castellón (El Puro) (Bongó y campana)
Thommy Lowry (Trompetas 1 y 2)
Yoandy Argudín (Trombones 1 y 2)
José Luis (Chewy) (Saxofón Tenor)
Bárbara Zamora (Coros en todos los temas excepto el 6)
Enrique León (Coros en los temas excepto el 3, 6, 9)
Andrés Martínez (Coros en todos los temas excepto el 6)
Osain del Monte (Percusión de Rumba)


Grabado en los estudios Abdala y Scorpio 2017
Ingenieros de grabación: Susana Fernández y Delio Ferrero.
Asistente de grabación: Edian Correa.
Mezcla y masterización: Alfonso Peña.
Producción ejecutiva: Annette Cremata.
Producción y dirección musical: Achy Lang.
Fotos: René Arencibia.
Diseño: Arnaldo Morán.

NOTA DISCOGRAFICA (A cura del critico Pedro de la Hoz)
Desde su estampa personal hasta su producción sonora, Achy Lang recuerda el crisol de la identidad a la que pertenece y responde. Sangres mezcladas, culturas fusionadas y una raíz sólida que nutre de esencias lo que siente y sabe hacer. África habla en un hombre que asoma en su rostro la ascendencia asiática, y por el que el europeo mediterráneo que vino a la isla se cruzó hasta cocer lo que Don Fernando Ortiz, valiéndose de una metáfora culinaria, llamó el ajiaco cubano.
Pero una cosa es parecer y otra ser. Esta última condición requiere, además de sensibilidad emocional, cultivo y constancia y eso es lo que se revela en la más reciente obra musical de Lang.
Las propuestas del presente fonograma muestran al compositor, arreglista, instrumentista y cantante, un Achy Lang que en cada una de esas facetas es coherente tanto con sus aspiraciones como con lo que de él demandan los tiempos actuales.
Su trabajo fundamental parte de la tradición musical cubana, o para decirlo con mayor precisión, del complejo genérico que tiene al Son en el centro, aunque con desplazamientos hacia otras especies vernáculas.
Pero del punto de partida a la meta, Achy Lang recorre un camino interesante que pasa por desempolvar esa tradición y actualizarla no solo en términos armónicos y orquestales sino también haciéndola confluir y dialogar con un territorio que rebasa los límites de la isla.
Me refiero al toma y daca que el artista establece –y hace explícito en el título del álbum, De La Habana a New York- con lo que comercialmente se llamó Salsa y no es más que las formas en que se asimilaron y desarrollaron en los años 60 del pasado siglo los componentes del Son y otros géneros afroantillanos en la industria cultural asentada en las comunidades latinas de Estados Unidos.
Pero Achy Lang no mimetiza las influencias; por el contrario las somete a un proceso de decantación y a la vez de enriquecimiento que hace que el oyente (o bailador, según el caso) sepa que está ante un producto novedoso y a la vez arraigado en su imaginario cultural. En buena medida, ello está determinado por la frescura y el sabor que imprime a cada una de las piezas que integran el fonograma, en su mayoría composiciones suyas, pero también de otros valiosos autores cubanos.
El artista se ha rodeado de músicos talentosos que interpretan, más allá de sus arreglos orquestales, la filosofía que lo anima en una proyección de carácter predominantemente jubiloso y festivo.
Por demás, si se quiere saber cuánto sigue creciendo y afincándose el perfil creativo de Achy Lang, compárese esta producción con la que conocíamos de hace pocos años, cuando logró una nominación al Premio Cubadisco.
Puede hablarse con confianza ahora de una nueva conquista para la música popular cubana contemporánea.